Las oportunidades de diversión y de descanso que bis ofrece el turismo son prácticamente ilimitadas. No obstante, el disfrute que se tenga en unas vacaciones depende en mucho del destino vacacional elegido. Debe ser un lugar que corresponda en la medida de lo posible con nuestros alcances financieros y con nuestras preferencias turísticas. En el territorio mexicano, seleccionar un sitio para el veraneo nunca es un problema, en especial por la gran extensión que tiene el país y la variedad de regiones que define a su geografía.

Visitar un centro vacacional como Mazatlán siempre resulta estimulante debido a la calidad y la cantidad de atracciones con las que cuenta. Eso es lo que mencionaremos con mayor detalle en las líneas siguientes.

Al tener 12 kilómetros de costas, Mazatlán es la alternativa perfecta para quienes gustan de practicar deportes náuticos como, por ejemplo, la pesca y el buceo. Las playas mazatlecas son ideales para encontrar un pleno reposo y para tomar baños de sol. Es habitual ver en ellas numerosos viajeros practicando deportes motorizados y recorridos por la costa volando en paracaídas. Las playas más animadas de Mazatlán pueden hallarse en la Zona Dorada del puerto.

Una atracción imperdible en este centro de veraneo es visitar el Teatro Ángela Peralta. Se trata de una notable creación arquitectónica que tiene capacidad para 850 personas y que sirve como sede para variados espectáculos culturales. Es uno de los sitios más interesantes para conocer en el entorno de la Plazuela Machado, además de ser casi obligado tomarse una fotografía estando frente a esta representativa construcción. Por supuesto, conviene estar al tanto de la cartelera de eventos artísticos y operas que allí se celebran para gozar de lo mejor de la vida cultural en Mazatlán.

Mazatlán tiene una generosa oferta de atractivos que distinguen a lo grande a este centro de veraneo sinaloense. De acuerdo con su proyección turística, la llamada “Perla del Pacífico” consigue concentrar en su entorno geográfico todo lo que hace tan irresistible a esta región costera del país para fines de veraneo.

Lo mejor de todo es que Mazatlan se perfila como el punto de partida perfecto para emprender tours a otros sitios turísticos de la entidad sinaloense y así tener unas vacaciones tan gratas como inolvidables.