El día de los Reyes Magos se conmemora la llegada de los Santos Reyes a Belem para darle regalos al Niño Jesús. De acuerdo a los relatos bíblicos y diferentes tradiciones, unos magos llegaron desde el Oriente, en busca del rey que estaba por nacer. Se piensa que estos personajes eran astrónomos o sabios, a los cuales se les consideraba en los tiempos bíblicos, como “magos”. Eran tres de ellos, los que se afanaban siguiendo una estrella que auguraba la llegada del nuevo rey. Por el hecho de que llevaban obsequios para el rey que estaba por nacer, la tradición los presenta como reyes amables y con regalos para todos. Además, a cada uno le fue asignado un nombre y características particulares.

En México, la tradición de los Reyes Magos nos expone a Melchor como un anciano de tez blanca y barbas también de color blanco. Lo que le llevó de regalo al Niño Jesús, fue oro, por lo cual simbolizaba la naturaleza real de este niño divino. Por otra parte, a Gaspar se le presenta como un joven de piel morena que llevaba incienso para regalarle a Jesús, como una simbolización de su naturaleza celestial. Finalmente tenemos a Baltazar, un hombre de raza afro, el cual llevaba mirra, ofrenda que simboliza el dolor y calvario que le aguardaban a Jesús.

Esa es la causa por lo que cada día 6 de enero se recuerde a los Reyes Magos llevando regalos al Niño Jesús, ofreciéndole obsequios a los niños durante ese día en especial. En muchos sitios de la República Mexicana, los pequeños acostumbran escribir cartas a los Reyes Magos, en donde les cuentan cómo se han portado en sus actividades cotidianas, a lo largo del año. Además, en esas mismas cartas, los niños detallan lo que le van a pedir a los Reyes. La carta en cuestión es colocada en el interior de uno de sus zapatos, el cual se coloca al pie del árbol de Navidad o bien, junto al nacimiento.

Otros niños optan por atar su carta a un cordón con un globo y dejarlo volar, para que así su carta llegue al cielo en donde podrá ser leída por los Reyes Magos. En la noche del 5 de enero, los pequeños esperan con ansia sus obsequios, y por ello se acuestan llenos de ilusión. Sin embargo, será hasta la mañana del siguiente día, el famoso 6 de enero, cuando podrán saber qué regalos les trajeron los Santos Reyes.

En ciertas ciudades del país se acostumbra organizar desfiles en honor a los Reyes Magos, con carros alegóricos, payasos, personas disfrazadas y por supuesto, no pueden faltar los Reyes Magos regalando juguetes y dulces a los niños.