Cuando se habla acerca de Puebla desde una perspectiva turística, por lo general sobresale su enorme herencia virreinal, manifestada en hermosas construcciones de elegante estampa, sus numerosos templos e iglesias donde se atesoran hermosas obras de arte, grandes calles, plazas y espacios urbanos en las distintas ciudades y pueblos de la entidad. Tales sitios fueron testigos y escenario de relevantes acontecimientos relacionados con la historia de la región. Pero Puebla no se agota en lo mencionado, desde un enfoque turístico. Siempre hay un poco más de Puebla por conocer, y en cada ocasión que se le visita, los turistas encuentran algún detalle nuevo que cautiva su interés y su atención. Para mencionar algunos de los lugares más significativos de la geografía poblana, ocuparemos el resto de esta nota.

Un excelente lugar para visitar en Puebla es la Calle de Santa Clara, uno de los lugares más propicios para conocer las tradiciones culinarias locales. Allí se pueden saborear ricos dulces y golosinas. Los turistas acuden a esta famosa vía pública para saborear tortitas, borrachitos, gaznates, jamoncillos, cocadas y otras muchas delicias, ya que allí se ubican más de cuarenta comercios dedicados a expender estos productos.

También es recomendable visitar la Plazuela de los Sapos. Se trata de una elegante explanada rodeada por varias construcciones novohispanas, las cuales cuentan con hermosos balcones y portones. Muchos de esos edificios están ocupados por restaurantes y tiendas de antigüedades. Los fines de semana se instala en el entorno de la plaza un tianguis donde se expenden antojitos y obras de arte.

Una recomendación adicional es conocer los Fuertes de Loreto y Guadalupe, construcciones que fueron testigo de la célebre batalla del Cinco de Mayo. Estos edificios históricos han sido acondicionados para servir como sedes de museos, en los cuales se exhiben uniformes, armas, obras de arte y documentos antiguos. Aunado a lo anterior, en las cercanías se hallarán zonas verdes, una laguna artificial, zonas con juegos para niños y una amena cafetería.

Puebla es una garantía de goce viajero, independientemente de que se prefiera el turismo cultural o el turismo de naturaleza, ya que, su geografía es tan variada y rica, qué siempre tiene algo novedoso por ofrecer a los visitantes, en cada ocasión que se acude a su entorno geográfico. Para trasladarse de un rumbo a otro por los rumbos de Puebla, hay varias opciones disponibles: el transporte público, los taxis, microbuses, e incluso la bicicleta. Sin embargo, por cuestión de comodidad y seguridad, lo más aconsejable es conseguir un vehículo de alquiler en alguna de las mejores agencias de renta de autos en Puebla.